VERANO, CALOR Y COMIDA:

CONSEJOS PARA EVITAR INDIGESTIONES

¡El verano ya está entre nosotros! Con las altas temperaturas y la relajación a la hora de preparar u ordenar algunos alimentos, las indigestiones aumentan. Y esto no es solamente por comer afuera y/o por la dudosa calidad de la comida que consumimos en bares y restaurantes desconocidos: la indigestión alimentaria también puede sucedernos en casa. Pero todo tiene solución si se tiene cuidado: te traemos unas útiles sugerencias para mantener la comida en buen estado y alimentarte sanamente y sin consecuencias molestas.

Conservá los alimentos cocinados en envases herméticos dentro de la heladera. Si no tenés certeza de cuándo se van a consumir, es mejor guardarlos en el freezer. Si tienes claro cómo vas a cocinarlos, hacelo no bien vuelvas a casa y así evitarás que se estropeen.

Atención a la limpieza. Las frutillas son riquísimas y están de temporada; lavalas con agua y un poco de vinagre antes de meterlas en la heladera y prolongá así su vida útil. Lavá asimismo muy bien la lechuga y otras hojas verdes, luego sumergilas en agua fría, centrifugalas y conservalas en una bolsa de nylon (con agujeros para que respire) dentro de la heladera.

Prepará verduras con anticipación. El apio, la zanahoria y los rabanitos durarán más cortados y dentro de un bol con agua fría en la heladera.

Rescatá los tomates. Si tenés algún tomate muy vecino a ponerse feo, tranquilidad que hay solución: cortalo en rodajas, sumergilo en aceite y guardalo en la heladera; si no lo comes enseguida, durará una semana más.

La carne, el pollo y el pescado deben estar bien envueltos para que no suelten jugos sobre otras comidas. Hay que consumirlas pronto -en uno o dos días a lo sumo- para evitar que se estropeen. Si no, envolvelas bien, poneles fecha y guardalas directamente en el freezer.

Cuidado con las marinadas. Recordemos que una marinada o adobo es una mezcla de sal, aceite, vinagre o limón (también puede ser vino u otra bebida con alcohol), hierbas y especias que se utiliza para cubrir la carne por cierto tiempo (horas o días) con el objetivo de ablandar su textura y mejorar su sabor. Hay dos reglas básicas a observar: las marinadas no se hacen a temperatura ambiente sino en el refrigerador, y luego de usadas no se reutilizan para otras carnes ya que existe un elevado riesgo de contaminación.

Lo que salga de casa, consumilo fresco. Si planeás hacer un picnic o llevar una canasta o heladerita con comida a la playa, asegurate de consumirla antes de que se cumplan dos horas después de salir de casa.

No todo va al frío. Conservá cebollas, papas, ajos y tomates (si están enteros, sin cortar ni pelar) fuera de la heladera. Estos últimos con el pedúnculo hacia abajo para evitar su rápida maduración.

Evitá que las manzanas estén cerca de otros alimentos. Desprenden etileno y hacen que otras comidas (frutas sobre todo) se echen a perder.

Mantené las frutas fuera de la heladera. Hay excepciones: la sandía y el melón pueden aguantar (e incluso mejorar si te gusta comerlas frías como postre), pero algunas, como la banana, se ennegrecen y estropean en su interior.

TIP DIA: Frío y limpieza, dos grandes aliados. En diálogo con Radio Mercado FM 90.9, el director de Inocuidad de origen animal del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) Ricardo Maggi, recomendó cómo manipular y conservar los alimentos en verano, cuando las altas temperaturas pueden incrementar la aparición de enfermedades. “Esta época requiere que los consumidores extremen los cuidados a la hora de manipular los alimentos”, explicó el especialista. “El cuidado dentro del hogar es muy importante. Hay que utilizar utensilios limpios, limpiar las tablas o superficies de corte y no mezclar cortes de alimentos crudos y cocidos, sean carnes o vegetales”, añadió, a fin de prevenir la contaminación y el crecimiento de bacterias. A su vez, consideró importante mantener la cadena de frío de los alimentos: “El frío no mata las bacterias pero inhibe su multiplicación, así que hay que evitar la constante apertura de heladera”, explicó.