TIPS PARA VOLVER A LA ESCUELA

TRAS LAS VACACIONES

El verano concluyó, las vacaciones también y sí, nuevamente es el momento de volver a la escuela. Para las familias con niños en edad escolar que estuvieron en casa durante el último mes, es casi un alivio saber que las rutinas están a punto de recomenzar. Los chicos están inquietos, incluso un poco aburridos y necesitan la compañía de sus pares; por otro lado, los temores de encarar un nuevo grado pueden hacerse presentes. ¿Cómo hacer para que la semana de regreso escolar sea más fluida? Ya mismo te compartimos algunos consejitos útiles para que el primer día empiece y termine de la mejor manera posible.

Retomar los horarios. En vacaciones los horarios se distienden y relajan y es común que los chicos se acuesten un poco más tarde. Ya en marzo, levantarse temprano puede costar lo suyo, por eso es conveniente que durante los últimos días de descanso se reestablezca en casa, paulatinamente, el horario habitual de ir a la cama durante la época de estudio; de este modo se atenuará el cambio y resultará menos forzado para grandes y chicos.

Adquirir los útiles escolares con tiempo. Durante las dos semanas previas al comienzo de clase salí con tus hijos -aunque tome más tiempo que cuando vas sola/o- a comprar todos los materiales que necesiten (¡Recordá que en DIA tenemos nuestra exclusiva línea Student, con variedad de útiles y accesorios escolares de la mejor calidad y al precio más conveniente!) y dejarlos que sean partícipes en la elección de sus cuadernos, libros, loncheras y mochilas. Prepararse con antelación en la compra de todo lo necesario para el ciclo escolar nos evitará estrés, nos dejará buscar buenos precios y nos permitirá hacer cambios o devoluciones con tiempo suficiente.

Ejercitar las responsabilidades escolares. Dedicá una o dos tardes para que tu nene/nena etiquete sus cuadernos, arregle la cartuchera con lápices, etc. Esa es una buena forma de entusiasmar y familiarizar a los chicos con los materiales escolares y con la idea de regresar al colegio.

Atención con la ropa. ¡Es muy probable que tus hijos hayan pegado un estirón durante el verano! En la semana previa al primer día de clase, hacé una revisión del guardapolvo y los zapatos y zapatillas de gimnasia. Antes de comprar la ropa nueva que hiciera falta, doná o regalá la ropa que le quede chica. Esta limpieza nos ayuda a enseñar a los más chicos la importancia de compartir y donar.

Sumar actitud positiva. En estos días, a menudo surgen algunas reacciones emocionales, ya que los chicos han pasado mucho tiempo en la casa y ahora se viene un nuevo día (y semanas) pleno de horarios y tareas escolares y además, lejos de la familia. Si podés mantener tus propios sentimientos bajo control y tranquilizar a tus hijos, enfocándote en todo lo bueno que los espera (el reencuentro con los compañeros, los recreos, los nuevos desafíos, etc.) eso los ayudará mucho.

Ir a buscar a los chicos. Al final de este primer día, si te es posible (mucho mejor si pueden ir ambos padres), ¡tratá de estar a la salida de la escuela para saludar a tus hijos! En un día caluroso, una bebida fría, un helado de agua o alguna fruta fresca caminando de regreso a casa será lo más apreciado… ¡además de la presencia de mamá y papá!

TIP DIA: Una de las ideas que ronda por la cabeza de los niños (y los inquieta bastante) es pensar que el año que se avecina será más difícil que el anterior. ¿La solución? Hablar con ellos. «Es importante desmitificar esta fantasía y contener sus angustias hablando de lo divertido de aprender cosas nuevas investigando con la tecnología que contamos hoy», explica en esta nota de Infobae la pediatra y psicoanalista Lic. Felisa Lambersky de Widder, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina.