TIPS PARA RESTAURAR

TU PIEL Y TU PELO

Todo tiene un final, todo termina, como dice la canción; el verano viene genial hasta ahora, pero no falta mucho para que concluya. ¿Qué hacer entonces? Nuestros cuerpos nos piden un poco de rejuvenecimiento después de largos días tomando sol y en contacto con el viento y la arena… Te traemos algunas sugerencias para la recuperación natural de tu pelo y tu piel, ¡tan fáciles y accesibles que las vas a seguir practicando todo el año!

Volvé a nutrir tu cabello. El mar te pone en forma, pero puede dejar tus rulos y bucles sin vida. Para revivir el color y el brillo, repará tu pelo con un champú y un tratamiento acondicionador, como los de nuestra línea Bonté. Si querés probar también con una alternativa casera, hay una fácil de preparar y aplicar (¡y todos los ingredientes los podés encontrar en DIA!). Hacé una mascarilla acondicionadora para el cabello mezclando 2 paltas pisadas con 1 taza de aceite de oliva y aplicá esta pasta en las puntas, evitando las raíces. Envolvé tu pelo en una toalla y salí a tomar sol durante 5 a 10 minutos. Luego, enjuagá con agua fría para dejar tu melena aún más sedosa.

No dejes de cuidarte del sol. Los efectos combinados del calor, la humedad y la protección solar pueden haber convertido tu piel brillante en una piel grasa. Pero cuando el verano se esté yendo, el deseo de un cutis mate no significa que debas escatimar el protector solar. Cambiá el que venías usando en las vacaciones y usá otro con acabado más suave para combinar bien con la cara descubierta o debajo del maquillaje.

Aumentá la hidratación. La única forma de recuperar una piel radiante es eliminar los signos del verano exfoliando la piel muerta, fomentando la renovación celular y permitiendo que los humectantes penetren y hagan su magia. Recurrí a un exfoliante casero frotándote una mezcla de azúcar y aceite de oliva en partes iguales sobre tu cara y enjuagá con agua tibia, unas 2-3 veces a la semana: obra maravillas. Luego, usá productos con aceites saludables para restaurar el equilibrio natural de tu pelo y piel. Si te es posible, agregá unas gotas de aceite a la loción corporal o la crema para el peinado del cabello y aplicá la mezcla no bien salgas de la ducha para retener la humedad.

Curá tus labios con miel. La miel tiene agentes antibacterianos naturales y calmantes que curarán los labios agrietados causados por el calor, la sequedad y la deshidratación. Para curarlos, frotá suavemente sobre ellos unas gotas de miel y dejá que se sequen. Para mayor protección, aplicá una capa delgada de bálsamo de labios: sus cualidades protectoras naturales sellarán los beneficios humectantes de la miel.

El mantenimiento es clave. Ahora que te sentís como nueva, ¡hacé la promesa de continuar con el cuidado personal! Incluso aunque solo tengas tiempo para darte un tratamiento una vez al mes, incorporá algunos de estos pasos en tu rutina diaria de cuidados… Antes de que te des cuenta, la perseverancia dará sus frutos y estarás lista para pasar el invierno y llegar al próximo verano de modo impecable.

TIP DIA: El cuidado corporal es para todo el año: en DIA contamos con Bonté, nuestra exclusiva línea de belleza y cuidado personal que incluye shampoo, acondicionadores, cremas, jabones, desodorantes, gel antibacterial, máquinas de afeitar y productos para el cuidado dental, entre otros. ¡Descubrila y disfrutala!