TIPS PARA INVOLUCRARTE

MÁS COMO PADRE

Recientes investigaciones muestran que el padre es el aliado secreto en el aprendizaje y el desarrollo social. Mientras más tiempo pasen los padres con sus hijos, serán más inteligentes, se comportarán mejor, serán más felices y estarán mejor adaptados. Mientras buscamos formas de brindarles a nuestros hijos todas las ventajas en la vida, es posible que estemos pasando por alto la mayor fuente incluso cuando la tenemos delante: la mayor ventaja es un padre involucrado, afectuoso y solidario. Te proponemos a continuación algunas estrategias para lograrlo.

1. Se hace tiempo. Armá un plan de juegos, salidas, comidas, etc. y hacé un tiempo en tu agenda para dedicarte única y exclusivamente a tus hijos; ellos nunca olvidarán esos momentos.

2. Es capaz de decirle a sus hijos cuánto los quiere. Años atrás se creía que los papás solo eran los proveedores del hogar y no participaban activamente en la crianza de sus hijos. ¡Eso ya cambió! Cada vez son más los papás que se involucran y son muy cariñosos con sus hijos. No escatimes tu amor y cariño, ya que fortalece la autoestima de los niños.

3. Crea un ambiente de amor y respeto. Además del cariño hacia tus hijos y el tiempo que les brindás, es importante que ellos vean que vos respetás a su mamá, a sus amistades, etc. Esto le dará a tu hija/hijo la seguridad y estabilidad que necesita para desarrollarse.

4. Aprovecha cada momento para compartirlo con ellos. Hacer la comida, los quehaceres de la casa, los deberes de la escuela, los viajes en auto y cualquier situación cotidiana es una oportunidad más de compartir y enseñar a tus hijos valores como el amor al trabajo, la generosidad, la honestidad, el trabajo en equipo, reciclar, etc. ¡Será muy divertido!

5. Se comunica de modo positivo. Enseñale a tu hijo/hija a dar siempre lo mejor de sí mismos. No olvides resaltar sus destrezas y virtudes: ellos necesitan tu aprecio y motivación. Escuchalos, conocé sus historias, sus intereses y sus temores; haceles saber que pueden confiar en vos.

6. Lee con sus hijos. Enseñales el amor a la lectura desde muy pequeños. Leer es una de las mejores formas de garantizar que ellos logren una vida de éxito. Cuando entren a la escuela, ayudalos con las tareas y compartí con ellos la alegría –y la importancia- de saber y aprender.

7. Enseña disciplina con amor y paciencia. Un padre responsable establece reglas claras, justas y razonables. Recordá que el objetivo es que tu hijo/hija desarrolle un buen comportamiento y carácter. Es importante que evites enojarte; si es necesario tomate un tiempo para pensar y discutir con tu pareja la mejor manera de corregir sus errores y conductas.

8. Es su ejemplo. Las acciones hablan más que las palabras. Tus hijos imitarán lo que que hagas, te guste o no. Sé consistente en lo que decís y hacés. Mostrate ante ellos sinceramente, como un ser humano con virtudes y defectos y verás que tus hijos también aprenderán a confiar en vos y ser honestos siempre.

9. No es sobreprotector. La disciplina es importante, pero también lo es dejarlos vivir. Es importante que tus hijos sepan que tu amor hacia ellos es incondicional y que puede contar con vos en cualquier circunstancia, pero también necesitan entender que sus acciones tienen consecuencias y que sus decisiones, buenas o malas, marcarán sus destinos.

TIP DIA: Creá recuerdos. Los momentos que vivís hoy con tus chicos son la historia de tu familia y el tiempo se pasa rápido. Cuando menos lo esperes, estarás asistiendo a su graduación. Tomá fotos, grabá videos, escribiles una carta o tarjeta en ocasiones especiales, ¡o en cualquier día! Compartir estas memorias te ayudará a recordarle de dónde viene y guiarlo hacia dónde va en la vida.