TIPS NATURALES

PARA ELIMINAR OJERAS

Nuestra piel es técnicamente el órgano más grande de nuestro cuerpo, y la forma en que luce puede tener un impacto dramático en tu apariencia general. No hay mejor ejemplo de este efecto que las ojeras: incluso sintiéndote perfectamente bien, esos molestos círculos oscuros pueden hacer que parezcas cansada o incluso enferma… Afortunadamente, hay formas simples de solucionar este problema con elementos naturales (que podés conseguir fácilmente en cualquier tienda DIA) en lugar de simplemente ocultarlo con cremas o maquillaje: ¡probá estas sugerencias y lucí una mirada espléndida!

 

PEPINOS

Los pepinos tienen propiedades astringentes naturales que pueden encoger los vasos sanguíneos y ayudar a reducir la hinchazón y la inflamación. Simplemente poné una rebanada delgada de pepino sobre tus párpados cerrados, y dejalos allí al menos 15 minutos. ¡Es una forma efectiva de iluminar la piel alrededor de los ojos, y también es muy relajante!

 

PAPAS

Las papas también tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a deshacerse de las bolsas bajo los ojos. Empezá pelando y rallando una papa cruda, y luego golpeala con un mortero (o con un pisapuré, o el fondo de un vaso grueso) hasta que forme una pasta. Aplicala en tus ojos y dejala actuar durante 15 minutos.

 

ALMOHADAS EXTRA

Si despertás con ojeras o bolsas oscuras debajo de los ojos todas las mañanas, es posible que retengas líquido durante la noche. Una forma fácil de evitar que el líquido se acumule allí es levantar la cabeza con una o más almohadas mientras dormís.

 

SAQUITOS DE TÉ

Contienen taninos que pueden ser muy efectivos para reducir la hinchazón y las ojeras. Además, la humedad de los saquitos ayuda a rehidratar e iluminar la piel alrededor de los ojos. Prepará dos saquitos de té verde o negro y ponelos en la heladera. Una vez que estén fríos, colocá una bolsa de té sobre cada ojo y dejalos que actúen durante unos 15 minutos.

 

COMPRESAS FRÍAS

Cualquier tipo de compresa fría puede ayudar a constreñir los vasos sanguíneos alrededor de los ojos y reducir la apariencia de hinchazón. Dos opciones fáciles son usar bolsas de gel (se encuentran en cualquier farmacia) o unas cucharitas de metal enfriadas en la heladera (no en el freezer). Acostate con la cabeza apoyada en una almohada y colocá las compresas sobre los ojos, dejando que reposen al menos 10 minutos, luego retiralas y secate los ojos suavemente.

 

LECHE

La leche fría tiene un efecto aclarador en la piel que puede ser muy útil cuando hay que tratar ojeras. Aplicala con un copito de algodón en la piel alrededor de los ojos. Dejala secar unos 30 minutos, luego enjuagala suavemente con agua tibia.

 

HUEVO Y LIMÓN

El huevo tiene un efecto tensor sobre la piel y el jugo de limón tiene efectos aclaradores e iluminadores. ¡Cuando se combinan, hacen un gran tratamiento revitalizante para los ojos! Mezclá una clara con 3-5 gotas de jugo de limón. Empapá dos copitos de algodón en esta mezcla, exprimí el exceso de líquido y colocá los copitos húmedos sobre tus ojos, dejando en reposo durante unos 10 minutos. Luego podés lavarte con agua tibia y enjuagar con agua fría.

 

PALTA

Los círculos oscuros pueden hacer que las líneas finas debajo de tus ojos sean más pronunciadas: la palta puede nutrir esa piel y darle un aspecto más lleno y vivo. Combiná 5 gotas de aceite de oliva con 3 rebanadas de palta y pisalas hasta lograr un puré suave, luego aplícalo sobre la piel debajo de los ojos. Hacelo actuar durante 5 minutos, luego enjuagá con agua tibia.

 

SUEÑO REPARADOR

¡Lo más importante que puede hacer para reducir tus ojeras es dormir lo suficiente! La falta de sueño hace que la piel se vea pálida e incluso sucia, lo que hace que los vasos sanguíneos se vean aún más pronunciados. Asegurate de que estás durmiendo al menos 7-8 horas de «sueño de belleza».

TIP DIA: CONSULTÁ A TU DERMATÓLOGO. Según un artículo publicado por el diario La Nación, si la causa de las ojeras se debe a fenómenos pasajeros, para eliminarlas basta con llevar una vida ordenada y saludable, una buena ingestión de agua y descanso adecuado. Con la debida supervisión de un médico dermatólogo, además de remedios naturales también se pueden usar productos específicos para la piel que rodea a los ojos. Están indicados los geles o cremas que mejoran la circulación con elementos como la vitamina K, los que tienen sustancias despigmentantes como el ácido kójico, los antioxidantes como la vitamina C y los hidratantes como el ácido hialurónico. Para nutrir y humectar, se recomiendan cremas con vitamina A y antiinflamatorios.