PONETE EN FORMA

EN 3 PASOS

La temporada más cálida del año se acerca rápidamente y hay que recibirla en plena forma. Te proponemos un sencilla rutina de belleza integral para mejorar piel, cabello, uñas y cuerpo y verte espléndida tanto en la playa como en el campo, la montaña… ¡o la ciudad!

1. Piel. Pasaron varios meses con la piel escondida bajo capas y capas de ropa y las ganas de disfrutar el sol y el aire libre ya se hacen presentes… aunque siempre hay que hacerlo con precaución, a fin de prevenir manchas y quemaduras. Lo ideal es empezar ya con una rutina de belleza que apunte a preparar tu piel para un mayor contacto con el sol. El primer paso es exfoliar: hacelo una vez por semana para eliminar impurezas y células muertas y lograr tanto una piel fresca como un bronceado uniforme. Luego, hidratar: tras la ducha matutina o antes de ir a dormir. No importa el momento, el tema es que te acostumbres. Finalmente, en estos meses cálidos, sí o sí usá protector solar. Buscá una crema con FPS (factor de protección) alto y protégete no sólo en la playa también en la calle.

2. Cuerpo. Seguramente ya estás pensando en empezar la rutina de la “operación malla” con la fórmula dieta + ejercicio. Todo OK, pero sin ansiedades: la clave está en recuperar la forma física y acostumbrarse a comer sano, y no tanto en bajar peso de forma drástica. Para ello basta con realizar algún tipo de actividad física: buscá una que te guste y te motive porque hay que practicarla unos 30-45 minutos al día, 3 días a la semana. Acompañá el ejercicio con dieta sana siguiendo estas premisas básicas:

• Consumí frutas, verduras, aceite de oliva y todo tipo de proteínas magras (pollo, pescado, carnes rojas). ¡En las tiendas DIA te ofrecemos todo tipo de opciones!

• Comé 5 veces al día (desayuno, colación, almuerzo, merienda y cena) e intentá hacerlo siempre en los mismos horarios.

• Consumí hidratos de carbono, pero solamente en el desayuno.

• Procurá cocinar por tu cuenta los alimentos, así evitarás aditivos, azúcares y sales añadidas.

La puesta a punto del cuerpo no puede soslayar la depilación, tarea que se complica con el sol. Mientras estás bronceada hay que tener en cuenta que la cera y las maquinitas de afeitar pueden ser agresivas, ya que tu piel está más sensible a causa del sol. El truco es hacerlo con mucho cuidado; procurá planificar tus sesiones y, nuevamente, mantené la piel muy hidratada.

3. Pelo y uñas. Es habitual que tras el verano el cabello se vuelva frágil, sin brillo y quebradizo. Algo parecido ocurre con las uñas, que se rompen con más facilidad e incluso pueden aparecer unas pequeñas manchas blancas. Para que esto no ocurra, te recomendamos limarlas antes que cortarlas. El mejor momento es después del baño, cuando se encontrarán más blandas. En el caso del pelo, la rutina es similar a la de la piel: hidratación y protección. Para protegerlo del sol usá productos específicos (¡fijate en nuestra línea Bonté!) y no está de más recurrir a una gorra o sombrero, que además están muy de moda. Otro consejo es evitar cepillar el pelo cuando esté mojado y por ende frágil; lo mejor es moldearlo delicadamente, usando las yemas de los dedos.

El cuidado corporal es para todo el año: en DIA contamos con Bonté, nuestra exclusiva línea de belleza y cuidado personal que incluye shampoo, acondicionadores, cremas, jabones, desodorantes, gel antibacterial, máquinas de afeitar y productos para el cuidado dental, entre otros. ¡Descubrila y disfrutala