NESTING: PARA EL

TRABAJO Y LA VIDA

Hacer nesting –o “anidar”- es la respuesta natural al desenfreno de la vida diaria. Esta tendencia originada en Escandinavia se está extendiendo a todo el mundo, porque está demostrado que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, fomenta los lazos familiares y nos permite ahorrar dinero. ¿Qué más se puede pedir?
Nesting proviene de “nest”, es decir “nido, en inglés. Ante la perspectiva de un fin de semana libre, el nesting nos propone quedarnos en el nido, es decir en nuestra casa, y hacer lo que más nos gusta o no hacer nada en particular. No planificar. El objetivo de esta corriente es hacer justo lo contrario de todo lo que hacemos en nuestra vida diaria, para contrarrestar el ritmo frenético y alcanzar un equilibrio de cuerpo y mente. Nos invita a vivir el presente, pero desde el punto de vista de la relajación y el descanso.

Principios del nesting
• No planificar
• Hacer lo que nos gusta
• Hacer cosas que nos relajen
• No apurarse
• Hacer algo sin la obligación de tener que terminarlo
• Permitirse el lujo de aburrirse
• Hacer cosas en compañía

Suena todo muy placentero, pero atención: la idea no consiste en tirarse en el sofá y ver la tele todo el finde, si bien esto podría ser parte del nesting, aunque no su objetivo. Hacer nesting involucra tanto a nuestra actitud como a nuestro entorno. El primer paso para practicar el nesting es hacer algo que nos gusta: desde leer un libro a pintar con acuarelas, cocinar, ver la tele o jugar videojuegos, aunque los expertos aconsejan no utilizar dispositivos electrónicos para desconectarse de la rutina diaria. Incluso aburrirse está permitido. El aburrimiento fomenta la empatía y nos ayuda a valorar lo que hacemos a lo largo del día.

Planear lo espontáneo. La espontaneidad es fundamental en esta tendencia. Para que el nesting sea eficaz, es importante no planificar y no acelerar. La clave para que el nesting sea terapéutico es vivir el presente y evitar que la mente se distraiga y piense en otras cosas. ¿Tenés ganas de pintar un mueble? Lo hacés. ¿Querés jugar con tu perro? Jugás ¿Querés dormir una siesta, ordenar tu escritorio o simplemente mirar por la ventana? Adelante. No hay que imponerse una duración, ni terminar la tarea, ni hacerlo a la carrera. Cuando te canses, pasá a otra cosa que te surja en ese momento posterior, sin planificarlo.

Concentrate en el presente. Si estás jugando con tus hijos, no pienses en que el lunes tienes una reunión de trabajo, o que mañana hay que lavar la ropa. Centrarse en el presente es la forma que tiene nuestro celebro de descansar y de aliviar el estrés y la ansiedad. Si bien el nesting se puede practicar en solitario, conviene hacerlo con tu pareja, tus hijos o tus amigos para fomentar también la sociabilidad que necesita el ser humano: una cena tranquila entre amigos, una partida de cartas en familia, o tirarse en el pasto del jardín y buscar formas a las nubes.

La importancia del entorno. Para que el nesting sea efectivo, tan importante como la actitud es el entorno. No sirve practicarlo en una casa sucia o desordenada; la idea del nesting es refugiarse, cobijarse en un lugar cómodo, cálido y acogedor y para eso no necesitás cambiar los muebles. Basta con una casa limpia, iluminada y ordenada, en la que te sientas a gusto, y que siga estas premisas:

• La casa debe estar limpia y ordenada
• La luz natural debe llegar a todos los rincones
• Tené plantas naturales
• Menos es más: tirar o guardar todo aquello que no necesitemos. Una casa con muchos objetos causa sensación de agobio
• Decorar con objetos que nos traigan buenos recuerdos o despierten pensamientos positivos. Anteponer el sentimiento al lujo o la moda

TIP DIA: Si bien quedarse en casa tiene su lado bueno, tampoco hay que exagerar. La psicóloga Ana María Fusaro explicó a Conbienestar (TN.com.ar) que debe procurarse evitar el aislamiento: “Algunas cosas que podés hacer son realizar algún tipo de actividad física; no estar todo un día de la mañana a la noche dentro de la casa, aunque sea salir a caminar, o a comprar algo a la vuelta; tener contacto personal cara a cara con otras personas”. Por su parte, el director de la Asociación Argentina de Counselors, Alejandro Corbalán, afirma que “Si cuidamos la alternancia del nesting con salidas saludables, obtendremos mayor bienestar”.