LAS PATAS DEL PERRO:

CONSEJOS PARA CUIDARLAS

Las patas del perro requieren de unos cuidados que muchas veces olvidamos, sobre todo si no somos conscientes de que para ellos son tan importantes como para nosotros nuestros pies. Te invitamos a conocer más de este tema y te proponemos fáciles consejos para cuidar las patas de tu mejor amigo.

 

A veces no le damos la importancia necesaria al cuidado de las patas del perro hasta que lo vemos cojear. Para ellos, las patas son mucho más que un soporte: tengamos en cuenta, por ejemplo, que los perros sudan a través de sus almohadillas. Por eso, hay que prestarles toda la atención que se merecen. ¡Tomá nota de los cuidados más importantes!

 

Recortales el pelo interdigital. La gran mayoría de los perros suelen tener 5 dedos en sus patas delanteras y 4 en las traseras. No obstante, los hay que nacen con un total de 20 o 22, ya que tienen dedos internos conocidos como espolones. Entre dichos deditos hay pelo, que, a veces, crece más de la cuenta. Esto puede ocasionarles enredos que acaben afectando a su caminar o incluso dermatitis, ya que en ellos se tiende a acumular la suciedad. Para prevenirlo, hay que recortar ese pelo con la frecuencia necesaria (según la velocidad del crecimiento). Además, hay que limpiar la zona y secarla correctamente siempre que se moje,  tanto por lluvia o tras un baño.

 

Mantené sus uñas cortas. Usualmente los perros aprovechen los paseos sobre superficies rugosas para limar sus uñas, pero a veces esto no basta. Las uñas largas pueden causarle malestar a tu mascota  e incluso dificultarle un poco el camino en superficies lisas. El corte de uñas en perros requiere de un cortauñas específico que podés encontrar en cualquier veterinaria o tienda de accesorios para mascotas. Atención: es muy importante saber cómo hacerlo correctamente para evitar dañar a tu mejor amigo. Previamente asesorate con tu veterinario de confianza; si de todos modos no te sentís capaz de realizar esta tarea, dejala en manos de un centro de peluquería canina.

 

Cuidá sus almohadillas. Las almohadillas (digitales y plantales) actúan como protección de los huesos de las patas, ya que amortiguan sus pasos.Tal como nos sucedería a nosotros con las plantas de nuestros pies, una herida en las almohadillas de tu amigo peludo le puede resultar muy dolorosa. Por eso, entre los cuidados de las patas del perro, la atención de las almohadillas es el más importante. Cuando saques a tu perro a pasear, prestá atención a que no haya en el suelo vidrios rotos ni otros objetos que pudieran causarle heridas. Del mismo modo, asegurate de que el suelo no está ni muy frío ni muy caliente para el animal Si es así, existen zapatos protectores para perros, tanto para el frío como para el calor, que puedes colocarle.

 

Hacé una revisión post-paseo. Al regresar de un paseo con tu perro por la plaza o por el barrio, comprobá que entre las almohadillas no hayan quedado objetos o suciedad. Si notás que tu perro se lame las patas o se las muerde, este puede ser uno de los motivos. ¡Mantené sus almohadillas siempre limpias y secas y las molestias desaparecerán!

TIP DIA: De la torsión a la curación. Puede ocurrir que de un día para el otro tu perro presente dificultades en la movilidad. Según explica esta nota del diario Infobae, eso se puede deber a un mal movimiento o a una torsión en los tobillos o en las rodillas. En vez de recurrir a costosos tratamientos y analgésicos, se puede apelar a recursos del hogar. La solución está en agregar media taza de sales de epson (sulfato de magnesio hidratado) a una palangana de agua caliente y empapar un paño para luego aplicarlo a la zona de la lesión durante un período de 5 minutos. Ese procedimiento hay que repetirlo dos veces al día y mantenerlo hasta que el animal recupere su movimiento natural.