LA CUARENTENA

LEJOS DE LA FAMILIA

Por distintos motivos, a mucha gente le ha tocado vivir la cuarentena y su confinamiento sin sus familias. Estas personas pasan por diversos estados como la soledad, la incertidumbre, la tristeza y la preocupación por los familiares lejanos. ¿Cómo lidiar con esto? Te dejamos algunas sugerencias.

 

No dejes de comunicarte con los tuyos: Procurá mantener una comunicación fluida con tu entorno, especialmente con los familiares. Esto también puede incluir a los amigos de toda la vida y compañeros de estudio o laborales. Las nuevas tecnologías son ahora grandes aliadas para afrontar este tema y facilitar las comunicaciones, como por ejemplo mediante videollamadas individuales o grupales.

 

Organizar citas virtuales. Esta es una muy recomendable opción para quedar con familiares y amigos: podés arreglar para almorzar, desayunar o tomar un café por la tarde, para jugar algún juego, ver alguna película o preparar –cada quien por su lado- alguna de las recetas que te proponemos en la web de DIA. Reservá un espacio para hablar sobre la pandemia, compartir consejos y experiencias y darse apoyo mutuo.

 

Ayudá a los mayores con las nuevas tecnologías. Es posible que tus familiares mayores desconozcan o tengan dificultades con las nuevas tecnologías, por lo que debemos facilitarles nuestro contacto. Hablar por teléfono no está mal, pero ahora disponemos de más tiempo para enseñarles a usar computadoras y celulares y enviar correos y mensajes de texto, explicándoles cómo funcionan ciertos programas.

 

Reforzá los vínculos entre nietos y abuelos. Si tenemos niños en casa que están lejos de los abuelos y se extrañan mutuamente, podemos hacer que los chicos hagan vídeos, dibujos, grabaciones y fotos para enviárselas a sus mayores y que éstos las disfruten.  Y por supuesto, hablar con ellos asidua y directamente (por teléfono o mejor aún, videollamada) para sobrellevar mejor el confinamiento lejos de la familia.

 

Mantené la calma. Las informaciones contradictorias, las idas y venidas de la pandemia y el encierro prolongado, entre otros factores, provocan que los nervios afloren en estos momentos. Trasmitir seguridad y calma durante las charlas sirve para mostrar a la familia que estamos bien dentro de lo complicada que es esta situación.

 

Fuera del país, recurrí a los conocidos. El aislamiento puede sentirse de modo más intenso si encima vivimos fuera del país. Lo mejor es buscar personas que estén cerca de tus familiares y puedan apoyarlos e informarte respecto a su estado y necesidades.

TIP DIA: Si querés más información sobre apps que te permitan hacer videollamadas grupales, ya fuere con familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc., esta nota de La Nación reúne algunas de las más prácticas y populares que se están utilizando mientras dura la cuarentena.