IDEAS DIVERTIDAS PARA

CELEBRAR EL DÍA DEL NIÑO

Los niños esperan con ansias los días especiales y el día del niño es uno de esos eventos en los que desean ser tratados de manera muy especial. Así que aquí hay algunas maneras divertidas de hacer que este día de los niños sea especialmente divertido con ideas sencillas que dejarán una gran sonrisa en la cara de tus chicos.

Decorá su habitación la noche anterior: Los niños generalmente adoran su habitación decorada de modo diferente, como por ejemplo con guirnaldas, cintas, globos de colores y lo que la imaginación proponga. Podés incluso invitar a tus hijos a que te ayuden, a que propongan ideas y que realicen ellos mismos sus propios adornos.

Prepará una piyamada: Planear una ocasión en la que solo se invite a otros niños, como una piyamada junto a sus amiguitos, lo hará aún más especiales. Planeá un menú que les guste (pizza, milanesas, etc.) y procurá que haya una torta especial (que tus hijos pueden ayudarte a preparar y/o decorar), organizá diferentes juegos grupales, tené a mano las películas o música que prefieran, etc.

Organizá una competencia amistosa: Si tenés amigos con hijos, podés invitarlos y organizar una suerte de torneo interfamiliar con juegos de mesa, videogames, búsqueda del tesoro, deportes y juegos al aire libre (si tu casa tiene jardín o un patio grande), coronando todo con alguna comida especial. ¡Las visitas siempre suman a la diversión!

Armá una salida familiar: Andá con tus chicos a cualquier lugar educativo como cualquier museo, parque temático, zoológico, jardín, exposición, etc. para que descubran cosas nuevas, aprendan y utilicen su imaginación para explorar los distintos lugares. Solamente en Buenos Aires hay numerosas actividades gratuitas que vale la pena explorar, pero esto suele extenderse a todo el país; si vivís en otra ciudad o provincia, informate en las redes locales correspondientes.

Cocinen juntos: Si el clima no se presta mucho para salidas o actividades al aire libre, invitá a tus chicos a la cocina para que te ayuden a preparar el almuerzo o la cena. Por supuesto, hay que pensar en algún plato especial o inusual que les guste a todos; el día anterior pueden proponer ideas e incluso acompañarte a hacer las compras a la tienda DIA más cercana. De esta manera, no solo pasarás un momento divertido con ellos, ¡sino que también podrás conocer sus habilidades culinarias ocultas!

Salgan a cenar: Si tu trabajo no te permite pasar tiempo durante el día con tus hijos, a la noche siempre está la posibilidad de llevarlos a cenar a su lugar favorito para que se sientan especiales.

Descubran sus raíces: Mostrales la historia familiar; miren juntos viejas fotos, hablales de su nacimiento y contales anécdotas de cuando eran chiquitos, sin olvidar las de tu niñez (tuyas y de tu pareja) ni historias de sus abuelos, tíos y demás parientes. Explicales cómo eran las cosas en aquellos días y cómo solías celebrar el día del niño: a los chicos siempre les gusta una buena historia, y de este modo todos podrán conocerse un poco más y sentirse aún más unidos.

Hacé un cine en casa: Prepará una lista de películas infantiles o para toda la familia y armá un cine en el living. Prepará pochoclos o nachos con salsitas caseras, hacé que tus chicos dibujen y pinten afiches de la función que tendrá lugar en casa, poné una tela delante de la TV para descorrer cual telón, apaguen todas las luces antes de que empiece la película, apaguen los celulares… ¡y a disfrutar en familia!

Desafialos con algún juego de mesa: Aún en esta época de consolas de videogames e internet a ultranza, los juegos de mesa mantienen su encanto. Buscá de preferencia aquellos que los hagan pensar o agudizar su ingenio, pero cualquiera que les guste jugar vale: ¡la premisa de este día es divertirse!

Comprales un regalo: Un clásico de esta fecha, el mismo debe ser especial (que refleje sus gustos e intereses) y en lo posible, educativo. No sólo los harás sentirse felices y apreciados, sino que al mismo tiempo podrás agradecerles por ser ellos el mejor y más hermoso regalo de tu vida.

TIP DIA: ¿HASTA QUÉ EDAD DEBE FESTEJARSE EL DÍA DEL NIÑO? Mientras siga sintiéndose esa necesidad, parece ser la respuesta. Los especialistas coinciden en que el festejo no responde a patrones biológicos ni psicológicos, «sino más bien a pautas culturales y afectivas, además de una cuestión comercial, por supuesto», dice a La Nación Fernando Adrover, decano de la Facultad de Psicología de la Universidad Abierta Interamericana (UAI). Para Alejandra Marroquín, psicóloga y especialista en niñez, el día del niño puede ser una excelente oportunidad para aprovechar las posibilidades de encuentro que involucran a toda la familia, en lugar de centralizar el protagonismo en el objeto como regalo. «Con todo el negocio del marketing que rodea el festejo, el niño deja de ser protagonista para convertirse en usuario del mercado», reflexiona Marroquín.