HIJOS E INTERNET

NAVEGAR SEGUROS

No son solo los adultos los que pasan mucho tiempo delante de la computadora. Los niños miran videos, juegan online, leen historias y pasan horas y horas navegando por la web. El rol de padres se extiende al universo online (en línea) y es conveniente saber cómo guiarlos por el mismo. A continuación, le ofrecemos algunos consejos para ayudar a los chicos a recorrer la web

1. No prohibir el uso de la tecnología: A pesar de todo, en el mundo actual los niños van a usar Internet y lo mejor para hacerlo es aprenderlo de sus padres, algo que conviene enseñarles incluso antes de que comiencen la escuela primaria: la clave no es prohibir la computadora sino explicarle al niño cómo usar internet de manera gentil y sobre todo, guiada.

2. Averiguar con quiénes están en contacto: Así como no dejaríamos que nuestros hijos jueguen con un adulto a quien no conocen, lo mismo sucede en Internet. Existe el riesgo cierto de que los chicos sean contactados por personas extrañas haciéndose pasar por un niño o niña de su edad. Mantenete al tanto de sus amistades y si está en una red social, ajusta los niveles de privacidad del perfil de tu hijo para que solo sus amigos puedan ver la información personal (como fotos) y enviarle mensajes.

3. Qué hacer ante el cyberbulling o acoso cibernético: Esta situación es muy común actualmente pero puede ponérsele coto: hay que dejarle en claro a los niños que pueden acudir a sus padres cuando tengan problemas y que nunca le respondan a un acosador en línea. Los niños deben aprender a bloquear remitentes

4. Atención a los “regalos”: En Internet nadie regala nada y si lo hacen, hay que tomar precauciones, en especial ante alguna promoción o concurso. Los mismos pueden ser enlaces que contengan archivos maliciosos, pornografía, virus, etc.

5. Establecer un horario: El ingreso a internet debe tener un motivo particular: investigar, jugar, informarse, divertirse. Es muy importante establecer límites de horario por día, tanto como usar filtros de control paterno en los buscadores como Google a fin de evitar el ingreso a páginas con contenido para adultos.

6. Enseñar el valor de la privacidad: Los niños tienen que saber que los datos privados y personales son muy importantes, tanto que no deben compartirlos con extraños. Hay que informarles sin asustarlos, pero sin vueltas: tienen que conocer la situación real para no caer en ninguna “trampa” adulta. Si un chico es mayor para usar Internet, también lo es para entender los peligros y responsabilizarse de su comportamiento en la red

7. Enseñar la etiqueta digital: Explicale a tu hijo que debe cuidar sus acciones en la red. Como en la vida real, no todo está permitido: lo incorrecto e ilegal sigue siéndolo tras la pantalla. Los chicos no deberán ofender ni acosar a los demás, como asimismo denunciar cualquier acto que los haga sentir incómodos. Ante cualquier situación similar deberán acudir a los padres.

TIP DIA: La comunicación y la presencia de los padres es clave para estar al tanto de lo que hace su hijo. Según contó a La Nación Alexandra Samuel, Doctora en Ciencias Políticas graduada en Harvard, el uso de los filtros parentales “depende del menor, de su edad y de la herramienta que se utilice. Cuando se trata de un niño es más sencillo, pero en el caso de los adolescentes es casi imposible mantenerlos alejados de sitios o herramientas inapropiadas. Por eso es mucho mejor conversar sobre el tema con ellos cuando son más chicos, para que puedan tomar buenas decisiones más tarde, cuando lleguen a la adolescencia”.

(https://goo.gl/rN8dJF)