ENFERMEDADES DEL

PERRO EN VERANO

El verano puede provocar cambios en el carácter o comportamiento de nuestra mascota, lo que puede hacerla vulnerable frente a todo tipo de infecciones o dolencias. A continuación, te mostramos los problemas más comunes de tu perro en verano, cómo detectarlos y qué hacer al respecto.

 

Enfermedades causadas por bacterias

 

Otitis: se presenta particularmente en verano; ya debido al calor nuestro perro es más propenso a bañarse más seguido, por lo que la humedad provoca la acumulación y creación de bacterias. Podemos detectar esta dolencia atendiendo al comportamiento del animal, si acaso se rasca mucho las orejas, desprende mal olor o se queja al tocarlo en la zona. Para evitar la otitis hay que secar con cuidado los oídos del perro luego de cualquier baño, así como limpiarlos cada dos semanas.

 

Cistitis: Aparece cuando una bacteria exterior accede por las vías urinarias causando originando infecciones de vejiga e incluso de riñón. Para saber si nuestro perro tiene este problema, hay que fijarse si tiene una necesidad constante de orinar y si en la orina observamos sangre o un color inusual, así como posibles y visibles molestias del animal al orinar. De ser así, acudí lo más pronto posible al veterinario.

 

Dermatitis o alergias de la piel: Otro problema típico del verano. La alimentación o la temperatura pueden causar que bacterias infecciosas se instalen en el abdomen o lomo del animal, provocando fuertes picores o irritaciones. La manera más eficaz para solucionarlo es bañar a nuestra mascota con un champú antiséptico (consultá cuál con tu veterinario) un par de veces por semana; si el perro tiene pelo largo, es recomendable cortárselo en verano.

 

Otro tipo de enfermedades

 

Problemas digestivos: Los cambios de temperatura, de alimentación o el ingerir algún alimento que no sea saludable para ellos puede acarrear consecuencias negativas. Para evitar cualquier sorpresa, la prevención en el control y vigilancia en los hábitos alimenticios de nuestro perro es lo más indicado.

 

Parásitos externos: Los perros también sufren el acoso de mosquitos, pulgas y garrapatas. La mejor manera de proteger al animal es poniéndole un collar antiparásito o la aplicación de pipetas y vacunas, siempre bajo la supervisión de tu veterinario de confianza.

 

TIP DIA: Además de prestar atención a su salud y bienestar, mimá a tu mascota como se merece: recordá que en DIA tenemos nuestra propia línea de alimentos balanceados, ¡de gran calidad y al mejor de los precios!