ENFERMEDAD CELÍACA:

¿CÓMO SABER SI LA PADEZCO?

“¿Será posible que sea una persona celíaca?”… Mucha gente con problemas digestivos se plantea esta pregunta, y para la gran mayoría la respuesta es negativa. La enfermedad celíaca tiene síntomas digestivos, pero son síntomas que también pueden aparecer en otras patologías. Te proponemos leer esta nota para informarte y descubrir si tus síntomas tienen o no que ver con la celiaquía.

Síntomas de la celiaquía. Son digestivos y extradigestivos. No hay que asumir que la celiaquía es una enfermedad exclusivamente intestinal, porque aunque su característica es la lesión intestinal la celiaquía es un trastorno que puede afectar a cualquier órgano o aparato. Los síntomas de la celiaquía son muy variados y difusos, y pueden indicar otros problemas diferentes, por eso siempre antes de eliminar el gluten se recomienda tener un diagnóstico confirmado al 100%.

En niños los síntomas más comunes pasan por distensión abdominal, bajo peso, baja talla, diarreas, vómitos, anemia, etc. La celiaquía en la adolescencia puede hacer que los síntomas remitan y por eso es una etapa en la que su diagnóstico puede ser más complicado. En la edad adulta, la enfermedad celiaca incluso suele manifestarse con síntomas extradigestivos.

Las manifestaciones extradigestivas de la celiaquía son también muy variadas: desde problemas de infertilidad tanto en hombres como en mujeres, abortos frecuentes, problemas del hígado, de la glándula tiroides u osteoporosis, hasta el desarrollo de otras enfermedades de carácter autoinmune. De hecho la celiaquía se define como un trastorno autoinmune y sistémico, es decir que puede afectar a todo el organismo.

En cuanto a los síntomas digestivos más comunes en cualquier momento de la vida de un celiaco, los mismos son diarrea, vómitos, distensión abdominal, estreñimiento y sensación de plenitud. Todos estos síntomas pueden darse a la vez, darse solo uno o incluso ninguno, o solo tener síntomas extradigestivos. También es muy común en celiacos presentar déficits nutricionales porque al estar el intestino dañado no se produce una correcta absorción de los nutrientes.

Familiares celiacos. Es un punto muy importante. Según estudios actuales, los familiares de primer grado de un celiaco tienen un 10% más de probabilidades de desarrollar celiaquía. Pero atención: que no tengas familia celiaca no quiere decir que no puedas ser celiaco. Es posible que no hayan diagnosticado a algún pariente celiaco aunque lo sea, o es posible que seas el primer caso de la familia y a partir de tu diagnóstico comiencen a aparecer más, como sucede usualmente.

Si tenés un familiar celiaco de primer grado, es decir, padres, hermanos o hijos, tu médico puede pedirte una prueba genética de celiaquía. Es indolora y muy sencilla de realizar, bien mediante análisis de sangre o frotis en la parte interna de la mejilla. El resultado no ofrece una respuesta definitiva, pero sí podrá ayudar a saber si tenés posibilidades de padecer enfermedad celíaca o si podés descartarla.

Si el resultado de la prueba genética es positivo, significa que tenés predisposición genética a desarrollar celiaquía. Eso no quiere decir que tengas este trastorno ahora mismo, pero sí que podés tenerlo en el futuro. Pero calma: muchísima gente con genética compatible con celiaquía no desarrolla jamás la enfermedad. Si el resultado es negativo, significa que podés olvidarte de la celiaquía. Es una prueba con un alto valor predictivo negativo (99%) por lo que estaría descartada la celiaquía.

Elimino el gluten de la dieta y mejoro, ¿tengo celiaquía? Tal vez sí y tal vez no. ¿Qué eliminaste exactamente? ¿Productos con gluten procesados como galletitas, pizzas, panes, pastas? Si quitamos todo esto de nuestra dieta podemos notar ciertos cambios en nuestro organismo sin ser celiacos. Estaremos menos hinchados, por ejemplo, ya que consumiremos menos hidratos y menos azúcares y grasas. Es probable que también bajemos de peso. Pero eso no quiere decir que el gluten sea el culpable… La única manera de que puedas saber con total precisión y certeza si tenés esta dolencia, es acudir al especialista y explicar los síntomas y nuestra sospecha para que nos haga las correspondientes pruebas de diagnóstico.

TIP DIA: Recordá que en DIA también desarrollamos una familia de más de 75 productos libres de gluten de excelente calidad y al mejor precio. Estos productos no contienen trigo, centeno, cebada, avena, ni derivados. ¡Probá los productos marca DIA sin TACC y disfrutá de la mejor calidad sin pagar de más!

Conocé los productos Marca DIA
SIN TACC haciendo clic acá