ENFERMEDAD CELÍACA

¿Daña o no el cabello?

Muchos pacientes celíacos que están perdiendo su cabello sospechan que es por la enfermedad celíaca. Te invitamos a conocer las causas de la caída del cabello vinculadas a la enfermedad celíaca y lo que podés hacer para prevenir o tratar esta afección.

 

Enfermedad celíaca y alopecia areata: la relación entre la celiaquía y la alopecía no debería causar sorpresa, ya que ambas son enfermedades inmunes. Esta condición, que puede afectar tanto a hombres como a mujeres, generalmente se manifiesta en forma de zonas de calvicie en toda la cabeza. En condiciones extremas, incluso puede provocar una calvicie completa. Afortunadamente, una dieta sin gluten en general funciona y los pacientes informan del crecimiento del cabello en pocos meses.

 

Deficiencias nutricionales: la segunda causa de pérdida de cabello, y quizás la más común entre los pacientes con enfermedad celíaca, es causada por deficiencias nutricionales y pérdida de peso. La mala absorción de vitaminas y minerales puede causar una malnutrición que puede afectar a muchas partes del cuerpo, incluido el crecimiento del cabello. Incluso en casos leves, donde los pacientes no necesariamente experimentan pérdida de cabello, este puede desarrollar una apariencia sin vida y quebradiza. En los pacientes celíacos, las quejas de cabello quebradizo y fino, caspa, dermatitis y picazón en el cuero cabelludo, canas excesivas, crecimiento lento con puntas abiertas y cabello dañado en general pueden ser signos de deficiencias nutricionales.

 

Vitaminas y minerales: Ambos tienen un rol vital en el crecimiento del cabello y sea cual fuere la causa, sus deficiencias pueden causar no solo la caída sino toda una variedad de problemas. Si tenés pelo quebradizo y dañado que además se cae, es posible que debas complementar su dieta con lo siguiente (atención: siempre consultá previamente a tu médico dermatólogo):

 

VITAMINAS

• Vitamina C: esencial para la producción de colágeno, un ingrediente clave para el crecimiento del cabello. Los niveles bajos pueden causar alopecía, anemia y un alto riesgo de infecciones.

• Vitamina D: promueve la diferenciación de los folículos pilosos y recientes estudios han demostrado que su deficiencia puede provocar la caída del cabello.

• Complejo B: varias vitaminas del complejo B tienen un impacto en el crecimiento capilar. Por ejemplo, el ácido fólico y la vitamina B5 participan en la estimulación de los folículos pilosos y aceleran la producción de pigmento.

• Biotina (vitamina B7): esta enzima producida principalmente por las bacterias en el tracto gastrointestinal es esencial para que el cuerpo metabolice las grasas; los síntomas de deficiencia incluyen pérdida de cabello, uñas quebradizas y fatiga.

 

MINERALES

• Zinc: Su deficiencia puede provocar un cabello quebradizo y seco y una caída excesiva.

• Hierro: La deficiencia de este mineral está asociada tanto con la alopecía areata como con la caída del cabello debido a deficiencias nutricionales. También puede hacer que el cabello crezca muy lentamente.

• Cobre: ​​Es vital para la fuerza de la fibra queratina. Como consecuencia, su deficiencia puede causar un cabellofrágil.

• Selenio: este elemento facilita muchas reacciones químicas en el cuerpo, incluido el crecimiento del cabello.

• Silicio: es responsable de la producción de tejido conectivo y es un ingrediente esencial en la formación del cabello.

Calcio: Curiosamente, la concentración de calcio es unas 200 veces mayor en el cabello que en el torrente sanguíneo; su deficiencia sin duda afectará el crecimiento capilar.

 

Dieta sin TACC… y paciencia: Si notás que tu pelo se cae en exceso y luce quebradizo y sin vida, lo mejor es consultar a un dermatólogo para determinar la raíz del problema, pero la buena noticia es que, en la mayoría de los casos, una dieta sin gluten y una suplementación adecuada deberían promover la curación. Sin embargo, es importante recordar que el cuerpo tardará un tiempo en encontrar el equilibrio nuevamente y es posible que no veas un cabello brillante y saludable por un tiempo.

 

TIP DIA: Además de estos consejos y de consultar regularmente a tu médico ante cualquier duda, recordá que en DIA desarrollamos una familia de más de 75 productos libres de gluten de excelente calidad y al mejor precio. Estos productos no contienen trigo, centeno, cebada, avena, ni derivados. Los alimentos sin TACC están indicados para el tratamiento de la Enfermedad Celíaca y la Sensibilidad al Gluten No Celiaca. ¡Probá los productos marca DIA sin TACC y disfrutá de la mejor calidad sin pagar de más!