EL VALOR DEL DINERO

PARA LOS CHICOS

Ser capaz de administrar el dinero de manera efectiva y tomar decisiones sensatas al respecto no sucede naturalmente; y si esto es difícil para los adultos, ni hablar de los chicos. Siempre es necesario enseñarles específicamente el valor del dinero, y hacerlo de manera apropiada según su edad. Aquí te dejamos 5 recomendaciones para que tengas en cuenta a la hora de tratar este importante tema

Una de las mejores lecciones de vida que un padre puede transmitir a sus hijos es enseñarles el verdadero valor del dinero. La forma en que los niños ven el dinero a menudo se trasladará a la edad adulta, lo que significa que es importante brindarles a los niños una buena base financiera desde edad temprana. Aquí te proponemos cinco formas de ayudar a tus hijos con sus finanzas en la infancia y la adultez temprana.

Dale a tus hijos una alcancía. Una excelente manera de comenzar la educación financiera de tus hijos es dándoles una alcancía, que les permita comenzar a ahorrar para sí mismos. Al principio serán cantidades muy pequeñas, pero con el tiempo esto podría enseñarles cómo ahorrar dinero para adquirir algo que realmente quieran o necesiten. Si quisieran comprar un juguete nuevo, haga que ahorren lentamente durante varias semanas para inculcar una temprana disciplina financiera. Con ayuda de los padres, los niños pueden aprender lo que es un presupuesto y crear uno propio, planificar con anticipación y ver así cómo funcionan y para qué sirven los ahorros.

Enseñales las matemáticas básicas desde pequeños. No hace falta ser un genio matemático: incluso antes de que comiencen el jardín o la primaria, podés darles un impulso a tus hijos mostrándoles las matemáticas básicas. Operaciones simples, como sumar y restar, puede darles una comprensión del tema que les será útil antes de comenzar su escolaridad.

Abriles una caja de ahorro. Algunos bancos permiten que los niños abran una caja de ahorro a partir de los doce años, como se explica en este artículo del diario Clarín. Esta puede ser una buena manera de mostrar cómo ahorrar en un banco puede ayudar a que el dinero crezca y enseñar a los niños cómo se acumulan los intereses. Otros bancos también ofrecen tarjetas de débito a partir de los 14 años, lo que significa que podés mostrarles a tus hijos que gastar en plástico cuesta la misma cantidad que en efectivo. Darles esta responsabilidad puede ser una buena curva de aprendizaje.

Ayudalos a considerar sus objetivos financieros. Si bien un niño pequeño probablemente esté más preocupado por comprar sus juguetes o videogames favoritos, a medida que vayan creciendo es conveniente que comience a pensar en objetivos financieros más grandes, tal como hacen sus padres para planear el presupuesto de unas vacaciones o la compra de un aire acondicionado o un auto nuevo. Conversá con ellos y contales tus métodos para ahorrar y administrar el dinero y alcanzar así los objetivos buscados.

Mostrales el camino hacia la independencia. Tus hijos adolescentes en algún momento comenzarán a pensar en dejar el hogar familiar, por lo que es importante que estén al tanto de los costos de vivir solos, ya fuere en una casa o departamento alquilado o comprado. Además del alquiler, hay expensas, impuestos municipales, cuentas de servicios, gastos generales (comida, artículos de limpieza, etc.) y muchos otros detalles a tener en cuenta que es conveniente que conozcan para comprender el verdadero costo de la vida independiente.

TIP DIAUna mano desde temprano. Muchos jóvenes dependen de sus padres para ayudar a financiar el costo de su primer hogar, ya fuere comprado o alquilado. Si bien algunos padres pueden brindar apoyo financiero, muchos no pueden ofrecer grandes regalos a sus hijos. Una buena idea para dar un impulso financiero a sus hijos es ahorrar en su nombre desde la infancia, en moneda local o extranjera. Incluso una pequeña cantidad mensual puede acumularse rápidamente, creando así un fondo que ayude a tus hijos en la edad adulta.