EL DESAYUNO:

CITA IMPOSTERGABLE

El desayuno es una de las comidas más importantes del día y, sin embargo, es el gran olvidado: cada vez son más los adolescentes que no desayunan antes de salir de casa. A continuación, les contamos los motivos científicos por los cuales es necesario revertir esta tendencia y por qué resulta imprescindible desayunar cada mañana.

«Por ser la primera comida, pone el cuerpo en marcha para el resto del día»; así describe el desayuno el médico William Cochran, de la AAP (Academia Americana De Pediatría) en la web healthychildren.org y añade: «Es la comida más importante del día». Lo cierto es que solamente cerca del 8% al 12% de los niños en edad escolar se saltean el desayuno, afirma Cochran. Para cuando entran en la adolescencia, entre el 20% y el 30% abandonó por completo la comida matutina.

Ahora bien, ¿cómo se llega a esta situación? Las causas son variadas: la ansiedad ante ciertas situaciones estresantes, como exámenes o acumulación de tareas escolares y/o caseras; el no dormir lo suficiente, ya que a medida que los chicos crecen, tienden a acostarse más tarde y cansados y así, «la mayoría prefiere dormir 15 minutos más a comer un plato de cereal», explica el pediatra. Esto sin olvidar que muchos adolescentes, en particular las niñas, omiten el desayuno para evitar el aumento de peso, método totalmente contraproducente.

En estos días en que el aumento de peso y la obesidad en los jóvenes a nivel mundial resulta preocupante, los expertos coinciden en que es importante esforzarse para que los adolescentes se sienten a desayunar.

POR QUÉ HAY QUE DESAYUNAR CADA MAÑANA
Para evitar subir de peso: Los adolescentes que desayunan a diario tienen un índice de masa corporal más bajo que aquellos que no desayunan o lo hacen salteado; por otro lado el médico señala que «muchos se saltan el desayuno y el almuerzo, pero luego llegan a casa y no paran de comer», lo que hace que engorden más y consuman más grasas saturadas.

Para mejorar el rendimiento escolar: En general, los niños y adolescentes que toman regularmente su desayuno «tienen más energía, concentración y mejor salud integral». El desayuno es asimismo el momento ideal para tomar alimentos que incluyan fibra (que ayuda a controlar el peso), calcio y vitamina D (que fortalecen los huesos), en forma de cereales, yogures, pan integral, leche y frutas.

¿CÓMO HACER PARA QUE NUESTROS HIJOS ADOLESCENTE DESAYUNEN?
Fijar la hora de acostarse más temprano: Esto ayuda a que su hijo descanse mejor y se levante con tiempo para comer algo.

Haga que el desayuno sea una prioridad familiar: “Las familias que comen juntas tienden a comer en forma más saludable”, afirma el Dr. Cochran. “Esto también les da a los padres la oportunidad de ser el ejemplo a seguir en términos de nutrición y comportamientos alimenticios”.

Tenga a mano opciones saludables: Si alguna vez el tiempo no alcanza, siempre hay buenas opciones que facilitan la tarea de que sus hijos consuman al menos un poco de carbohidratos saludables: yogur, barritas de cereales, frutas frescas, cereales secos que pueden llevar y comer camino a la escuela.

(Fuente: https://www.healthychildren.org/Spanish/healthy-living/nutrition/Paginas/the-case-for-eating-breakfast.aspx)

 

TIP DIA: Procurá que tus hijos eviten el café y las bebidas energéticas a la mañana, ya que la cafeína aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca en los adolescentes.