DESINFECTANTE PARA

MANOS, USO SEGURO

Aunque el lavado de manos con abundante agua y jabón sigue siendo el método más efectivo, el desinfectante para manos –sobre todo cuando estamos en la calle- es uno de los elementos imprescindibles de prevención ante la presencia de virus y bacterias. Pero su uso no implica el abuso: te contamos qué tenés que saber sobre el tema y cómo protegerte.

 

Cómo debe ser un desinfectante de manos eficaz

 

  • Composición: El desinfectante para manos debe tener al menos un 70% de alcohol en su composición para cumplir cabalmente con su función. Por ello, al adquirir alguno de estos productos, hay que prestar atención a sus componentes y en particular al porcentaje real de alcohol que contiene.

 

  • Vencimiento: Si el producto que compraste como desinfectante para las manos huele raro y no tiene el olor característico del alcohol, no resultará tan efectivo. Todos los alcoholes tienen vida útil y fecha de vencimiento y, generalmente, pierden sus propiedades después de los tres años de envasado.

 

  • Conservación: El problema principal de que el desinfectante tenga poco alcohol es que podría permitir el tránsito de bacterias. Lo mismo si el envase queda abierto o mal cerrado: el alcohol es muy volátil y reacciona al tomar contacto con el aire; al tiempo que se evapora, pierde sus propiedades. Guardalo bien tapado y en lugar oscuro, lejos de la luz y el calor

 

Uso del desinfectante para manos y sus consecuencias

 

  • Cuando uses uno de estos geles, al igual que harías con agua y jabón asegurate de abarcar TODA la superficie de las manos (incluyendo el hueco entre los dedos, las muñecas, las palmas, los dorsos y cantos y las uñas) y frotar durante al menos 30 segundos para obtener una limpieza integral.

 

  • El uso constante también puede ocasionar problemas en la piel. Estas soluciones, en general, contienen glicerina, peróxido de hidrógeno, agua y alcohol, y en algunas personas estos componentes pueden afectar la piel, resecándola o creando grietas: si tu piel es muy sensible, antes de usar cualquier producto consultá con tu dermatólogo.

 

  • Con el uso continuado e intensivo de desinfectante, la piel se debilita y esto contribuye a que bacterias y virus rompan su barrera natural. Por ende, es recomendable intercalar un lavado de manos con agua y jabón neutro, cada 3 o 4 desinfecciones con soluciones hidroalcohólicas.

TIP DIA: Además de cuidarte y cuidar tus manos con la información  de esta nota, recordá que en DIA encontrás elementos de farmacia, higiene personal y prevención, tales como alcohol en gel, aerosol y spray, además de tapabocas, algodón, sanitizante de manos, jabón neutro, hisopos, etc., de la mejor calidad y al mejor precio. ¡Sumalos a tu lista de compra!