DALE UNA MANO

A TUS MANOS

El invierno trae consigo un arsenal de bajas temperaturas; además del rostro, quienes más las sufren son tus manos. Más allá de la molestia del frío o el viento, la exposición al aire helado puede acarrear problemas como deshidratación, descamación y agrietamiento de la piel. Aquí te ofrecemos sencillos tips para proteger tus manos en la estación más fría.

Ponete los guantes: Durante todo el año nuestras manos están expuestas a los elementos; en invierno, un buen par de guantes son esenciales cuando la temperatura baja abruptamente. Según tus preferencias o necesidades, ya fuere que necesites agarrar cosas o usar los dedos para pasar de página o tipear en un teclado, etc., podés elegir guantes de dedos tradicionales o mitones: en cualquier caso, tus manos te lo agradecerán.

Creá una barrera extra: Además de los guantes, podés agregar una capa protectora adicional usando crema humectante. Esto forma una especie de guante invisible que protege contra los rigores del clima y mima tu piel. Debido al efecto de secado del frío y el viento de invierno, la crema deberá volver a aplicarse varias veces al día, junto a un masaje suave para ayudar a la circulación y calentar los dedos. No te olvides de aplicarla por la noche también, para nutrir y reparar el daño del día.

Un baño a temperatura justa: El agua muy caliente elimina los aceites naturales de la piel, por lo que conviene bañarse con agua tibia. Por otro lado, usá un aceite suave en las manos antes del baño: esto ayuda a protegerlas de los jabones fuertes y el agua caliente. Una vez que termines, aplicá una crema hidratante en la piel todavía mojada para ayudar a conservar la humedad.

Lavado invernal: Elegí siempre un jabón no agresivo y asegurate de secarte bien las manos. Volvé a aplicar la crema de manos después del lavado: los productos suaves no solo ayudarán a proteger sus manos ahora, sino que también te harán un favor a largo plazo, luchando contra los signos del envejecimiento que se acumulan con el paso del tiempo.

Protección casera: Usá guantes de goma para las tareas domésticas; de hecho, este tip vale para todas las estaciones, ¡no solamente en invierno! Ponete siempre los guantes al limpiar con productos químicos (lavandina, desinfectantes, etc.) y al lavar los platos. La sobreexposición al agua caliente y a los productos químicos puede hacer que tu piel se vea reseca y agrietada, especialmente en las manos.

TIP DIA: Contra el frío, la humectación es clave. «La piel necesita un cuidado especial en el invierno, porque el frío y el viento la van a irritar. También cuando el ambiente donde se trabaja es climatizado se va a deshidratar, por lo que es importante tenerla siempre bien humectada para que no se irrite ni descame», señaló a Telam la Dra. Graciela Ferraro, presidenta de la Asociación Argentina de Dermatología. (https://goo.gl/j7XM1q)

El cuidado corporal no se limita a tus manos: en DIA contamos con Bonté, nuestra exclusiva línea de belleza y cuidado personal que incluye shampoo, acondicionadores, cremas, jabones, desodorantes, gel antibacterial, máquinas de afeitar y productos para el cuidado dental, entre otros. ¡Descubrila y disfrutala!