¿CÓMO DEBE DORMIR TU BEBÉ

EN VERANO?

¿CÓMO DEBE DORMIR TU BEBÉ EN VERANO?

 

Con la llegada del verano puede que dudes a la hora de poner a dormir al bebé. ¿Debe usar pijama? ¿hay que taparlo con la sábana de la cuna? Te contamos qué hay que tener en cuenta cuando hace calor y llega la hora de dormir.

 

El sistema de termorregulación corporal de los bebés. Antes de que nos consuman las dudas acerca de cómo debe dormir un bebé en verano, debemos pensar en algo tan esencial como nuestra termorregulación corporal, es decir la capacidad de equilibrar la producción y la pérdida de calor. En el caso de los bebés, su sistema de termorregulación es inmaduro y esto significa que no pueden enfriar sus cuerpitos cuando se sobrecalientan. Por lo tanto, los pequeños son sensibles a las variaciones de temperatura, lo que requiere una atención especial por parte de los padres, especialmente en los primeros meses.

 

El equilibrio ante todo. Al vestir al bebé adecuadamente, los padres pueden evitar tanto el riesgo de hipertermia (cuando la temperatura corporal del bebé aumenta demasiado) como de hipotermia (cuando es demasiado baja). Para la comodidad y seguridad del bebé, la clave estará entonces en encontrar un equilibrio entre la temperatura ambiente y la cantidad de ropa que usa: vestir al bebé adecuadamente a la hora de acostarlo durante el verano contribuye cualitativamente al sueño, punto clave ya que el descanso es esencial para el desarrollo del niño, debido a que durante el sueño profundo se libera la hormona del crecimiento; por otro lado, esto impacta positivamente en la rutina de toda la familia, ya que dormir bien también es esencial para los padres, quienes bien descansados ​​tendrán más energía y disposición para cuidar a sus hijos.

 

¿Cómo debe dormir el bebé en verano? Como ya dijimos, es importante encontrar el equilibrio entre la temperatura de la habitación del bebé y la ropa que le pongas. Lo ideal es que la temperatura ronde entre 18 y 20º, pero en verano a veces es difícil o imposible conseguirlo; por ende, si la temperatura sube hay que retirar la ropa que al bebé le pueda aportar más calor del necesario. Tené en cuenta que es clave vestir siempre al bebé con capas incluso para dormir y no solo eso, sino que es también necesario fijarse en el tipo de tejidos que utilizamos (más gruesos o mas finos) para esas capas. En verano, lo ideal puede ser un simple pijama de algodón o de hilo fino y poco más. ¿Se levanta o se despierta con el cuello y la cabeza mojados? Señal inequívoca de que ha pasado la noche sudando y que tiene calor, de modo que tal vez sea mejor que duerma solo con el pañal: ¡guiate por tu instinto!

 

Consejos útiles: Te pasamos a continuación algunos tips que pueden ayudar a que tu bebé descanse bien en las noches calurosas de verano.

 

  • Evitá las mantas. Si tenés dudas (o baja de golpe la temperatura), tapalo con una sábana de algodón y revisá la temperatura de su cuarto cada tanto.
  • Evitá los protectores de cuna. Estos evitan la circulación de aire y favorecen la acumulación de microbios.
  • Elegí ropa liviana y fácil de poner. Esto es para facilitar el cambio de pañales durante la noche; si la temperatura es demasiado elevada, dejá que duerma solo con el pañal.
  • Si usa piyama, que sea 100% algodón. Esta tela permite que la piel respire y evita la sudoración excesiva..
  • Evitá los accesorios. No cubras la cabeza o las manos del niño con gorras o guantes, ya que la termorregulación corporal se realiza principalmente por la cabeza y las manos. Por lo tanto, los accesorios pueden evitar que el niño se enfríe naturalmente, lo que lleva a la hipertermia.

TIP DIA: ¿Cómo vestir al bebé durante los días de mucho calor? Antes de la noche, el bebé tiene que pasar también el día; en una nota publicada por Infobae, la pediatra Lucila Fernie afirma que “Una buena regla para controlar su sudor, es poniéndole sólo una prenda más que cualquier adulto, siempre y cuando no haga calor. En ese caso se lo debe mantener desabrigado ya que el bebé va a sentir el mismo calor que sentimos nosotros”, y añade un punto para recordar en caso de que el bebé llore o se muestre molesto: “Lo que hay que tener en cuenta es que el bebé no tiene la capacidad de sacarse ropa por sí solo y su forma de expresar que tiene calor es a través de la irritabilidad», concluye la médica.