COMO CUIDAR A TU

MASCOTA DEL RUIDO

Las noches del 24 y el 31 son sinónimo de alegría, pero también pueden ser ocasiones de gran ansiedad para perros y gatos. Con los fuegos artificiales, la música a todo volumen, los gritos, las risas e incluso el ruido de ollas y sartenes, nuestras mascotas usualmente tranquilas pueden sentir que su mundo está bajo ataque; incluso pueden entrar en pánico y escaparse. Para que esto no suceda y logren superar estas noches bulliciosas, te traemos estos tips.

1. Tratá de estar en casa con tu perro. Es posible que tengas que tomar la difícil decisión, particularmente en la noche de Año Nuevo, de salir a celebrar o no. Pero si tu perro experimenta miedo a los fuegos artificiales cuando vos estás lejos, tendrá mucho más miedo si lo dejás solo en esas ocasiones; si te es posible, tratá de acompañarlo.

2. Buscale un lugar seguro. Muchas mascotas tienen un escondite favorito donde van cuando se asustan. Para algunas, una jaula puede brindar sensación de seguridad y protección, pero esto no corre para todas. Si tu gato o perro no está acostumbrado a una jaula, allí no solo puede estresarse sino también lesionarse los dientes o las uñas. En tal caso, ubicalo en una habitación donde el animal no se lastime ni dañe tus pertenencias; procurá que tenga cortinas gruesas y/o alfombras que ayuden a amortiguar el ruido.

3. Usá el ruido positivamente. El ruido de los festejos es el principal problema, pero podés combatirlo con esa misma arma. Por ejemplo, ciertas piezas de música clásica (las más tranquilas) pueden ayudar a aliviar la ansiedad de muchos animales. Poné la música a un volumen cómodo; lo suficiente para ahogar los ruidos más fuertes de la fiesta o de la calle, pero no tanto como para molestar a tu mascota. Acostumbrá al animal a este ejercicio y dale algún premio comestible cuando se mantenga calmado.

4. El ejercicio también ayuda. Llevá a tu perro a un parque o un lugar donde pueda correr y jugar, para que haga todo el ejercicio posible. Si tenés un gato, jugá con él usando varitas con plumas atadas, ovillos de lana y un puntero laser o linterna para que persiga la luz y mantenelo en movimiento todo el tiempo que puedas antes de que se acerque la hora de los festejos. Con suerte, cuando comience el ruido, tu mascota estará demasiado cansada para estresarse.

5. Distraé a tu mascota con juguetes y juegos. Dale a tu perro un hueso, pelota o el juguete de su preferencia para jugar durante los momentos de mayor ruido; si tenés un gato, frotá hierba gatera en sus juguetes para mantenerlo interesado.

6. Si es necesario, salí del barrio. ¿Tenés amigos o familiares que vivan en un lugar tranquilo? Si considerás que la ansiedad de tu mascota es severa, llevala para allá a pasar la noche.

7. No dejes de reconfortar a tu mascota. Imaginate cómo te gustaría que te trataran si sintieras ese nivel de ansiedad. ¿Querrías que te ignoren y dejen de lado? Lo mejor que podés hacer por tu mascota cuando tenga miedo es mantener la calma; hablale suavemente, mostrale mucho cariño y ofrecele golosinas cuando él o ella esté en calma. Algunas mascotas aprenderán que mientras vos estés cerca, estarán a salvo y dejarán de ser tan cargosas. Pero atención: nuestros animales, como nosotros, pueden estar muy tensos y es posible que siempre necesiten ser reconfortados durante los eventos muy ruidosos.

TIP DIA: Hablá con tu veterinario. Si el médico de tu mascota ya conoce su problema de ansiedad, es posible que le recete un medicamento. En el tratamiento psicofarmacológico se usan ansiolíticos de corta duración, exclusivamente mientras dura el episodio, o ansiolíticos de acción prolongada que se administran en forma continua. Según comentó a Infobae la etóloga clínica Virginia Ragau, “Esta última medicación debe administrarse con bastante anticipación a los eventos de fuegos artificiales y es el tratamiento adecuado a largo plazo. Este tratamiento debe implementarse en forma combinada y debe ser indicado y supervisado por el Veterinario”, señaló la especialista.