ANIMALES PARA

NIÑOS CON ALERGIA

Como a todos los chicos, a los tuyos les encantan los animales, pero hay un problema: al contacto, algunos les provocan alergias y sufren estornudos, picazón en los ojos y moqueo… Por suerte, existen algunas mascotas que podrán entrar en casa con total confianza. ¡Conocelas!

1. Perros. Si tus nenes son alérgicos pero desean un perro más que nada en el mundo, es importante investigar sobre los animales bajos en alérgenos. Ciertas razas bajas en alérgenos, lo que significa que no producen tanta caspa ni sueltan pelo como otras; en todo caso, consultá siempre con tu veterinario. Si ya tenés un perro, te sugerimos estos consejos para prevenir alergias:
• Si vivís en una casa con jardín, procurá que el perro duerma afuera y que, en lo posible, no entre a la casa.
• Si vivís en un departamento, mantené al perro fuera de dormitorios y de camas.
• Mantenelo limpio y bañalo (o llévalo a bañar) una vez cada quince dias.
• Lavá semanalmente la ropa de cama del perro para eliminar el exceso de caspa.

2. Gatos. La web KidsHealth.org señala que cuando los gatos se lamen, se seca la saliva (la cual tiene una proteína alergénica) en el pelo y luego se libera en el aire, provocando así la reacción alérgica. Si ya tenés un gato en casa, podés minimizar las reacciones alérgicas siguiendo estos consejos.
• Tené la puerta de tu dormitorio cerrada. Impedí en la medida de lo posible que el felino entre en tu habitación para evitar que distribuya por cada rincón los alérgenos.
• En lo posible, prescindí de alfombras y felpudos ya que acumulan una gran cantidad de pelo de gato.
• Procurá que otra persona cepille a tu gato de forma frecuente para evitar que pierda mucho pelo y, por ende, reparta el alérgeno por casa.
• Como los gatos también expulsan la proteína a través de la orina, su caja de piedritas debe estar siempre limpia.
• Los gatos castrados producen una menor cantidad del alérgeno; si el tuyo todavía no ha sido sometido a esta operación, consultá ya con tu veterinario.
• Si nada de lo anterior funciona y no querés desprenderte de tu gato, existen medicamentos capaces de reducir considerablemente las reacciones alérgicas. Consultá a tu médico al respecto.

3. Peces. Aunque un pez pueda parecer una elección poco entretenida como mascota para muchos niños, resulta un gran acierto para los que padecen alergias. Hacé la prueba con una variedad de agua fría (más sencilla de cuidar) y compruebes la emoción que sienten tus hijos al traer a casa una nueva mascota. Incluso es posible ofrecerle al pequeño que guarde al pez en su habitación y permitirle (con la debida supervisión) hacerse cargo del animal por su cuenta.

4. Pájaros. Las aves en general no producen alergénicos aunque sí pueden crear caspa a través de sus plumas. Según señala el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología, al buscar un pájaro para un niño alérgico debe elegirse uno que se pueda tener en una jaula y asegurarse de ubicarla fuera de la habitación del chico (las plumas y los excrementos también pueden ocasionar una reacción alérgica) y mantenerla escrupulosamente limpia.

TIP DIA: Durante años se pensó que en hogares con mascotas aumentan las probabilidades de que un niño tenga algún tipo de alergia. No obstante, un nuevo estudio no solo derribó este mito sino que también aseguró que la presencia de animales ayuda a reducir los estados alérgicos. El estudio se centró en 184 niños que desde su nacimiento hasta los 7 años convivieron con dos o más perros y gatos. Por otro lado, se observó a otros 220 niños que no vivieron con animales. Sorpresivamente, los resultados mostraron que los niños con mascotas desarrollaron hasta un 50% menos de alergias: “La exposición a las endotoxinas ayuda a crear un sistema inmune más fuerte y evita gran parte de las alergias”, aseguró el Dr. Ownby del departamento de pediatría de la Universidad de Medicina de Georgia, e integrante del estudio publicado en la revista científica Journal of the American Medical Association. Los investigadores también confirmaron que en contacto con las mascotas, enfermedades como el asma y la hiperactividad se reducen notoriamente en los más pequeños de la familia.