ALERGIAS PRIMAVERALES:

9 MANERAS DE PREVENIRLAS

Los árboles con hojitas nuevas, el pasto más verde y las flores de brillantes colores solo pueden significar una cosa: la primavera está a la vuelta de la esquina, al igual que la temporada de alergias. Te mostramos una docena de tips para mantenerte libre de síntomas dentro y fuera del hogar.

1. Evitá las áreas de gran contaminación. Las plantas que crean alergia también padecen las consecuencias de la contaminación ambiental y su reacción natural suele ser liberar pólenes con mayor cantidad de proteínas alergénicas. Por ello es necesario conocer el grado de contaminación de los lugares por donde andás y tratar de evitarlos.

2. Al aire libre, con precaución. Aunque la primavera es una estación que nos realizar actividades deportivas al aire libre, si padecés alergia es recomendable que evites los parques y plazas para exponerte menos a sustancias alergénicas, ya que la actividad física aumenta la cantidad de aire inhalado.

3. Usá anteojos de sol. Los ojos sufren los efectos de la alergia debido al contacto del polen con la conjuntiva; por ello, el uso de anteojos de sol ayuda a prevenir la irritación y síntomas oculares.

4. La prevención tiene horario. Las plantas emiten polen de 5 a 10 de la mañana, y este pasa a capas superiores de la atmósfera entre las 17 y 20 hs. Por ello, es aconsejable ventilar la casa en las horas centrales del día y mantenerlas cerradas el resto del tiempo.

5. Limpiá bien los filtros del aire acondicionado. Si usás tu aire acondicionado durante todo el año, asegurate de limpiar el filtro antes de que llegue la primavera. Es importante cambiar los filtros cada tres meses y usar filtros de polen, tanto en casa como en el coche.

6. La ropa, hogar del polen. Los granos de polen pueden quedarse atrapados en las prendas, por lo que una buena medida es darse una buena ducha y cambiarse de ropa al llegar a casa. Además, hay que evitar tender la ropa en el exterior.

7. No levantes polvareda. Procurá evitar las actividades que puedan remover partículas de polen o polvo, como cortar el césped o barrer la terraza. Para evitar los ácaros del polvo, usá la aspiradora en vez de la escoba, y en lo posible prescindí de alfombras, felpudos y cortinas, que acumulan polvo.

8. No bajes la guardia de noche. Si vas a pasar la noche al aire libre, es recomendable no dormir cerca de fuentes de pólenes alergénicos como árboles o plantas.

9. Consultá a tu médico. Una visita a tu médico es necesaria para detectar tu tipo de alergia y las épocas del año de mayor incidencia. Si se toman medicamentos específicos para las alergias como antihistamínicos, deben ser aquellos recetados por un profesional, de forma regular y en la dosis recomendada. ¡Nunca te automediques! En caso de duda, siempre consultá con tu médico.

TIP DIA: En relación a quienes sólo padecen alergia en los meses de septiembre y octubre, el doctor Jorge Máspero, director médico de la Fundación CIDEA, expresó en Infobae que padecen una alergia estacional que debe ser evaluada y tratada por un especialista en alergia. “En muchos casos, sabiendo de antemano a qué polen son alérgicos se puede optar por la administración de medicación profiláctica desde unos 10 días antes del comienzo de la polinización. Y para los que tienen síntomas severos, está indudablemente demostrado que la mejor opción es la inmunoterapia con el polen que los afecta, ya que permitirá que en los años siguientes dejen de tener esos síntomas”, indicó el experto.