6 MANERAS DE USAR TÉ

EN TU RUTINA DE BELLEZA

Además de los increíbles beneficios para la salud que puede brindarte el té, la buena noticia es que también es una gran adición a tu rutina de belleza: desde curar pequeños rasguños hasta revivir tu cabello seco, el té es mucho, mucho más que una bebida caliente que disfrutás en una fría tarde de invierno. ¡Descubrí cómo podés aprovecharlo!

 

  1. Ojos cansados: Tomá un par de saquitos de té negro DIA y sumergila en agua caliente. Después de un par de minutos, retiralos del agua, esperá hasta que los saquitos estén suficientemente fríos y luego colocalos sobre tus ojos; acostate y dejá pasar unos 15 minutos. La cafeína en el té ayuda a contraer los vasos sanguíneos y a reducir la hinchazón. Después de que transcurra ese tiempo, tus ojos lucirán descansados y frescos.

 

  1. Cabello seco: El té de manzanilla (DIA tiene una variedad de muy buena calidad y precio) ayuda a hidratar los mechones secos. Poné agua al fuego y no bien rompa el hervor, retirala y hacete una infusión de manzanilla en media taza de agua, dejando que repose durante unos 10 minutos. Luego añadí un cuarto de taza de aceite de oliva al té, mezclá y aplicá la mezcla sobre todo tu cabello, peinándolo con suavidad. Dejalo reposar todo el tiempo que quieras y luego enjuagá con agua tibia: la manzanilla ayudará a eliminar caspa y polvo, y el aceite ayudará a acondicionar tu pelo.

 

  1. Pies olorosos: Remojá tus pies en una palangana llena de té negro tibio. El ácido tánico en el té actúa como astringente y ayudará a eliminar los malos olores.

 

  1. Raspones de afeitadora: A veces afeitarse con una maquinita de hojas desafiladas o hacerlo demasiado rápido puede causar cortes e irritaciones. Para calmarlos, tomá un saquito de té negro DIA y sumeriglos un par de minutos en agua tibia. Aplicalos y sostenelos en los cortes durante un rato, y esto debería detener el sangrado y/o el ardor de tu piel.

 

  1. Tratamiento para el acné: el té verde DIA es una excelente bebida para tomar todos los días. Sus propiedades antioxidantes pueden hacer maravillas para tu cuerpo por dentro y también por fuera, claro está. Tomá un saquito de té verde y sumergilo en agua caliente durante un par de minutos. Retiralo del agua, cortá la bolsita y vaciá el contenido combinándolo con un poco de crema facial. Aplicá la mezcla en tu cara y dejala reposar durante cinco minutos. Luego lavá tu rostro completamente: los resultados te sorprenderán luego de unos días de tratamiento.

 

 

TIP DIA: además de los consejos que aquí te mostramos para usar el té en tu rutina de belleza, recordá que en DIA contamos con Bonté, nuestra exclusiva línea de belleza y cuidado personal que incluye shampoo, acondicionadores, cremas, jabones, desodorantes, gel antibacterial, máquinas de afeitar y productos para el cuidado dental (cepillos, dentífricos, enjuagues), entre otros. ¡Descubrila y disfrutala!