5 PASOS PARA LIMPIAR

ORGANIZÁ TU ROPERO

El tiempo es oro, como dice el dicho: el confinamiento forzoso en casa puede ser muy útil para aprovecharlo y poner orden en todos los rincones de nuestra casa, como por ejemplo armarios y roperos. Al reacomodarlos y desprendernos de lo que ya no usemos, no solo ganaremos espacio vital sino que podemos hacer feliz a alguien que lo necesita. Tomá nota de estos pasos.

 

Paso uno: ambientar. El primer paso es hacerte una lista de canciones alegres y movidas en tu teléfono. Ponelas a buen volumen: esto te ayudará con el trabajo y te pondrá de buen humor para encarar la limpieza.

 

Paso dos: vaciar y apilar. Sacá toda tu ropa, zapatos y accesorios del ropero y ponelos en una pila. Ver la pila te ayuda a entender qué tenés, qué te sobra y qué te falta, como asimismo lo que querés mantener y lo que querés eliminar. Además, la imagen de tu ropero vacío te dará una visión nueva de cómo te gustaría organizarlo.

 

Paso tres: separar y organizar. Tomate tu tiempo, pensalo bien y definí cómo querés ordenar tu ropa. ¿Querés separarla según sus colores, su estilo o su función? Para esto, primero tenés que considerar tus necesidades y hábitos. No olvides seleccionar la ropa y artículos que deseás guardar dentro del armario y la ropa y los artículos que querés almacenar, es decir aquello que no usarás con mucha frecuencia, o son prendas de temporada. Atención: tenés que ser muy honesta con esta categorización porque te facilitará el camino al siguiente paso.

 

Paso cuatro: ordenar con criterio. La posible razón por la cual tu ropero no se mantiene organizado es que no tenés a mano la ropa que más usás; todas las mañanas das vuelta tu armario buscando cierta blusa, o cierto accesorio… Para prevenirlo, ordenalo poniendo a la altura de tu vista las piezas más utilizadas, bajando hasta las menos utilizadas. De esta manera, el orden se mantendrá por más tiempo.

 

Paso cinco: examinar y reformar/ desechar. Debe haber algo de ropa o accesorios que no uses o no hayas usado en mucho tiempo. Una forma sencilla de resolverlo es haciéndose estas dos preguntas:

  • ¿He usado esto en los últimos 6 meses?
  • ¿Me gusta realmente usarlo?

 

Esto te dará una idea de cuál es la ropa que solamente está ocupando espacio y que no usás desde hace mucho tiempo. Las principales razones pueden ser estas:

  • Esta ropa ya no te queda
  • Está pasada de moda
  • No es tu estilo.

 

En el primer caso, siempre está la posibilidad de reformar tu ropa y ajustarla a tu talle para continuar usándola. Si esto no fuera posible o un artículo ya se pasó de moda o no va con tu estilo, entonces podés hacer una donación. Si desprenderte de tu ropa no te resulta fácil, pensá en que cuando te deshacés de la ropa vieja, creás espacio para la nueva. Además, podés llamar a tus amigas e intercambiar artículos.

TIP DIA:  A la hora de limpiar tu ropero vacío o ya organizado con los consejos mencionados en esta nota, recordá que DIA te ofrece su propia y muy completa línea de limpieza que incluye detergentes, lavandinas, limpiadores líquidos, paños, esponjas, guantes, cepillos, escobas, rollos de cocina, secadores, jabones y mucho más -con el mejor precio y la mejor calidad- para tener y mantener impecable tu hogar. ¡Descubrila!