5 EJERCICIOS PARA AYUDAR A

CAMINAR A UN NIÑO

Entre las primeras etapas de la vida de un niño, una de las más decisivas es el aprendizaje para caminar. Te contamos cómo ayudarlo en este importantísimo momento con cinco sencillos ejercicios.

 

Generalmente, todos los niños comienzan a caminar antes de los 19 meses de edad. Los bebés dan sus primeros pasos cuando han adquirido fuerza en los músculos de las piernas, así como otras habilidades básicas; en tal sentido, si querés ayudar a un niño a caminar, evitá que se quede sentado o acostado, dale ánimos para gatear y procurá que practique estos ejercicios para que aprenda a mantenerse erguido y logre dar sus primeros pasos.

 

Tip 1: Enseñale a gatear. A partir de los 3 meses de edad, acostá al bebé boca abajo sobre una alfombra o manta y colocá un juguete a corta distancia, para que comience a arrastrarse e intente llegar a él. Aprender a gatear es el paso previo para que aprenda a caminar, pues desarrollará fuerza en sus extremidades.

 

Tip 2: Esparcí sus juguetes en el piso. Una vez que haya aprendido a gatear, coloca los juguetes a su alrededor para que se mueva intentando llegar a ellos. De esta forma, cada vez adquirirá más destreza y comenzará a levantar el torso para jugar.

 

Tip 3: Acercale ayudas para trepar. Cuando el/la bebé haya adquirido fuerza en el torso, los brazos y las piernas, intentará enderezarse sujetándose de los objetos a su alrededor. En este momento, podés darle ánimos para caminar sujetándolo a fin de que adquiera confianza. Si siente seguridad, comenzará a dar sus primeros pasos.

 

Tip 4: No intervengas en sus movimientos. No sujetes al niño/a todo el tiempo para que le sea más fácil caminar, porque de ese modo no aprenderá a hacerlo por las suyas. El bebé debe aprender a mantener el equilibrio sin ayuda: está bien que te mantengas alerta por su seguridad, pero permití que aprenda por sus propios medios cómo debe pararse y moverse para lograr andar.

 

Tip 5: Llevá al/ la bebé de la mano. El mejor ejercicio para ayudar a un niño a caminar es llevarlo de la mano a dar un paseo. Una vez que veas que tomó confianza, simplemente tomá su mano y, mientras hace equilibrio, caminá lento para que te acompañe. De esta forma, poco a poco intentará soltarse y caminar a tu lado.

 

Bonus: Para que el bebé se sienta seguro y conozca mejor la superficie donde dar sus primeros pasos, no le pongas zapatos. Es mejor si camina descalzo o con calcetines, pues aprenderá a reconocer el suelo resbaloso o cómo colocar sus pies para no caer sobre la alfombra. Tené en cuenta que todos los niños son diferentes, por eso tu bebé no necesariamente comenzará a caminar a la misma edad que sus hermanos u otros bebés. Tené paciencia, dejá que juegue y él/ ella comenzará a caminar por las suyas y a su tiempo.

 

 

TIP DIA: ANDAR SIN ANDADOR. El andador es uno de los recursos más controvertidos en relación a su uso. Mientras los fabricantes los arman cada vez más atractivos para el bebé, la Sociedad Argentina de Pediatría los desaconseja tanto como muchos pediatras. Tal como explicó a Infobae la jefa del servicio de pediatría del Sanatorio Modelo de Caseros, Celeste Celano, su contraindicación radica en que, al ser una unidad móvil ajena al cuerpo del chico, distorsiona su esquema corporal y retrasa el inicio del caminar. Tampoco ayuda a que se internalice naturalmente el compás entre las piernas y los brazos, necesario para caminar. Además, no promueve el gateo con el que fortalecen la columna y desarrollan fuerza muscular. Y Celano concluye que es mejor que el bebé use un camión de juguete o una sillita para empujar porque emplea su propia potencia.