5 ACTIVIDADES FÍSICAS

PARA UNA MENTE ACTIVA

Con el tiempo y como es inevitable, ciertas partes de nuestro organismo se irán debilitando -cerebro incluido- por eso resulta muy importante realizar ejercicio y mantener una dieta equilibrada para evitar el deterioro prematuro. Distintos estudios han revelado que el ejercicio diario previene las situaciones de ansiedad y depresión: te traemos cinco actividades para realizar a diario.

 

Yoga: esta disciplina de origen asiático trae beneficios tanto a nivel físico como mental. Gracias al yoga se pueden aumentar la gamma-aminobutírico (GABA) del cerebro, sustancia química natural que tranquiliza el sistema nervioso, como demostró un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston. La deficiencia del GABA puede provocar trastornos como depresión, ansiedad o insomnio, pero tras una hora de yoga de una hora los niveles de GABA subían en un 27%.

 

Baile: Cuando nos movemos al ritmo de la música se consigue mejorar la función cognitiva del cerebro. Al centrarse en coreografías y movimientos, la memoria y la coordinación mental y motora mejorarán considerablemente.

 

Jumping Jacks: Este popular ejercicio consiste en realizar repetidos saltos de pie en posición erguida, con una posición inicial de pies juntos y brazos pegados al cuerpo y llegando hasta juntar las manos por encima de la cabeza y mantener las piernas separadas; es decir, piernas y brazos se abren y cierran de forma simultánea y coordinada. Esta actividad no solo brinda un beneficio físico, sino también psicológico. Hacer jumping jacks permite que la mente se despeje y se agudice el ingenio a la hora de ponerse a estudiar o trabajar con la cabeza más despejada. Cada vez que se hace un alto realizamos una respiración profunda que implica una especie de reinicio del cerebro. Además permite liberar endorfinas que rebajan el dolor físico.

 

Circuito de ejercicios: en aquellas sesiones físicas en las que estás permanentemente redirigiendo la atención no hay momento para desconcentraciones. Con un entrenamiento de circuitos conseguirás acabar con el estrés y aumentará la función cerebral. Si lográs incorporar a tu rutina diaria los circuitos de ejercicios tu memoria ganará en concentración y no se despistará con tanta facilidad, además de que subirá tu autoestima dándole mucho más valor a todo aquello que conseguís.

 

Ciclismo: está comprobado que subirse a la bicicleta (sobre todo al aire libre) y dar pedales te puede convertir en una persona más inteligente, como reveló una investigación de la Universidad de Illinois. EE.UU. El motivo es que subirse a la bici estimula el hipocampo, que es una parte del cerebro en donde se focalizan las emociones y la función de la memoria. Después de hacer unos cuantos kilómetros los participantes en la investigación aseguraron contar con mayor capacidad de concentración y de atención. Entre otros beneficios, una buena pedaleada nos permitirá resolver problemas con más rapidez y conciliar mejor el sueño cada noche.

TIP DIA: EL BENEFICIO DEL ESFUERZO. “Hay tres aspectos para los que hay ciencia interesante y nueva. Uno: la importancia del ejercicio cardiovascular, el ejercicio físico que exige un poco de esfuerzo. No se trata de andar, es andar rápido, hacer deporte, correr, por lo menos dos o tres veces por semana. Cada día estamos creando neuronas, a cualquier edad, pero si hacemos ejercicio aeróbico creamos todavía más. Los niños en general eso lo hacen bien, pero los adultos no tanto. Nos olvidamos. Nuestro cerebro también necesita ir al gimnasio”, recomienda en Clarín el consultor y emprendedor español Álvaro Fernández Ibáñez, coautor del libro «Cómo invertir en su cerebro» junto con el científico Elkhonon Goldberg.