10 ALIMENTOS QUE

REVITALIZA DEFENSAS

Nutrir tu cuerpo con ciertos alimentos puede ayudar a mantener fuerte tus defensas. Si buscás maneras de prevenir los resfriados, gripe y otras enfermedades invernales, tu primer paso debe ser planificar tus compras, visitar la tienda DIA más cercana e incluir en tu lista estos 15 potentes refuerzos del sistema inmunológico.

 

  1. Cítricos. La mayoría de las personas recurren a la vitamina C después de haberse resfriado, ya que refuerza tu sistema inmunológico al aumentar la producción de glóbulos blancos, claves para combatir las infecciones. Debido a que tu cuerpo no la produce ni la almacena, la necesita a diario: pomelos, naranjas, mandarinas, limones, limas… casi todos los cítricos son ricos en esta vitamina; con tanta variedad para elegir, es fácil sumarlos a nuestra dieta diaria.

 

  1. Ajíes rojos. Derribemos un mito: los ajíes o pimientos rojos contienen el doble de vitamina C que los cítricos. Además de estimular tu sistema inmunológico, los ajíes pueden ayudar a mantener una piel sana, ya que son fuente natural de betacaroteno, que ayuda a mantener sanos los ojos y la piel.

 

  1. Brócoli. Repleto de vitaminas A, C y E, así como muchos otros antioxidantes y fibra, el brócoli es una de las verduras más saludables para poner en tu mesa. Atención: la clave para mantener su poder intacto es cocinarlo lo menos posible (o comerlo crudo, bien lavado en ambos casos)

 

  1. Ajo. Presente en casi todas las gastronomías del mundo, agrega un poco de chispa a la comida y es invaluable para tu salud. Además de combatir las infecciones, el ajo puede ayudar a disminuir la presión arterial y retrasar el endurecimiento de las arterias.

 

  1. Jengibre. Otro ingrediente al que muchos recurren después de enfermarse. El jengibre puede ayudar a reducir el dolor de garganta y otras enfermedades inflamatorias. Como si fuera poco, esta raíz puede ayudar a disminuir el dolor crónico y tiene propiedades para reducir el colesterol, según una investigación reciente.

 

  1. Espinaca. No solo es rica en vitamina C, también está repleta de numerosos antioxidantes y betacaroteno, lo que puede aumentar la capacidad de nuestro sistema inmunológico. Similar al brócoli, la espinaca es más saludable cuando se cocina lo menos posible o se la come cruda, en ensaladas. Sin embargo, la cocción ligera mejora su vitamina A y permite que el ácido oxálico libere otros nutrientes.

 

  1. Yogur. Es una gran fuente de vitamina D, que ayuda a regular el sistema inmunológico y se cree que estimula las defensas naturales de nuestro cuerpo contra las enfermedades.

 

  1. Almendras. Cuando se trata de prevenir y combatir los resfriados, la vitamina E es clave para un sistema inmunológico eficaz. Es una vitamina liposoluble, lo que significa que requiere la presencia de grasa para ser absorbida adecuadamente. Las nueces, como las almendras, están llenas de esta vitamina y de grasas saludables. Una porción de media taza, sin cáscara, proporciona casi el 100% de la cantidad diaria recomendada de vitamina E.

 

  1. Té verde. Tanto el té verde como el negro están llenos de flavonoides, un tipo de antioxidante. Donde el té verde sobresale es en sus mayores niveles de galato de epigalocatequina o EGCG, otro poderoso antioxidante que mejora la función inmune.

 

  1. Kiwi. Contiene una tonelada de nutrientes esenciales, como ácido fólico, potasio, vitamina K y vitamina C. La vitamina C aumenta los glóbulos blancos para combatir las infecciones, mientras que los otros nutrientes del kiwi mantienen el resto del cuerpo funcionando correctamente.

 

  1. Pollo. Si enfermamos, la sopa de pollo es más que un alimento reconfortante. Ayuda a mejorar los síntomas de un resfrío y también refuerza el sistema inmune. Las aves de corral, como el pollo y el pavo, son ricas en vitamina B-6, sustancia importante en muchas de las reacciones químicas que ocurren en el cuerpo. También es vital para la formación de glóbulos rojos nuevos y saludables. El caldo hecho hirviendo huesos de pollo contiene gelatina, condroitina y otros nutrientes útiles para la curación e inmunidad intestinal.

 

  1. Girasol. Sus semillas están llenas de nutrientes, incluidos fósforo, magnesio y vitamina B-6. También son increíblemente ricas en vitamina E, un poderoso antioxidante de vital importancia para regular y mantener la función del sistema inmune. Otros alimentos con altas cantidades de vitamina E son las paltas y las verduras de hojas verdes oscuras.

 

TIP DIA: LOS CINCO DEFENSORES. Los 5 nutrientes que ayudan al sistema inmunológico son las vitaminas (A, E y C), los minerales (zinc, cobre, hierro, magnesio y selenio), los ácidos grasos (omega 6 y omega 3), las calorías necesarias según la edad, la actividad física y la contextura, y las proteínas de alta calidad, como las que aportan la carne, la leche, la soja, el queso y ciertas combinaciones de alimentos. «La población debería tratar de incorporar más frutas, verduras, aceites, pescado y frutos de mar, y alimentos integrales como los cereales o los panes, que proporcionan beneficios para la salud en general y las defensas del organismo en particular», señala la dra. Nora Slobodianik, profesora de la cátedra de Nutrición de la UBA, al diario La Nación.